UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Hace algo más de un año descubrí la red social about.me. Con unas nociones muy muy básicas del idioma podemos saber con qué nos vamos a encontrar: un sitio original donde podemos dar unas breves pinceladas explicando quiénes somos, nuestros intereses, con enlaces a otras redes sociales.

La característica que define about.me respecto al resto es que la imagen cobra una mayor importancia. About.me tienes que concebirlo como una “tarjeta de visita virtual”. Su look&feel se limita a un pantallazo donde tienes que resumir (y mucho) la idea que quieras lanzar. Puedes utilizarlo para poner tu curriculum, pero deberás ser muy ingenioso para que te quepa lo más destacado (salvo que tu vida laboral sea cero interesante; entonces, te cabrá de sobra). El sitio web te permite ubicar botones para enlazar con otras redes sociales para que te puedan localizar, seguir, buscar o escribirte un correo para contactar contigo. Si me permitís la comparación, about.me sigue la esencia de Twitter: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Como ya he dicho, la imagen ocupa un lugar destacado. Tu imagen, lo que te va a definir, ocupa prácticamente el 100% de la pantalla. Y dicha imagen tiene que ser algo más que una fotografía, que un mero .jpg. Debe resumir la esencia de lo que eres, de cómo eres; que la gente sepa cómo te gusta vivir. Aléjate de buscar en google una imagen chula de tu ciudad; probablemente se le haya ocurrido la misma idea a otro centenar de personas que viven en tu misma localidad. ¡Sé original!

Sinceramente, no solía hacer mucho caso a about.me hasta que un día reenvié a mis contactos una solicitud para que la echaran un ojo y se hicieran su tarjeta virtual. A alguien le debió parecer interesante, cool, chula o como lo quieras llamar y mi perfil en  about.me está siendo visualizado diariamente por aproximadamente unas 200 personas todos los días, uno de ellos, el CEO de about.me, con el que conseguí más tarde enlazar en Linkedin. Y llevo así una semana, haz cálculos…con un claro empuje en los blogs que gestiono y en mis cuentas de twitter y de linkedin.

Muchos de los mensajes que recibo son de “me gusta tu página”, “tu página es cool“, “me gusta tu foto” o -simplemente- consigues fans (como un seguidor en twitter).

Imagen

Tu imagen puede decir mucho más de ti de lo que expresas en un texto

La red de about.me es muy heterogénea. No es una red profesional al uso, tipo Linkedin o Viadeo; y la mayoría de los usuarios la utilizamos para mostrar nuestras virtudes “profesionales” junto con un toque de proximidad (al permitir colocar botones de Facebook, Google +, etc.).

Por ello, mi consejo es estudiar un poco más en detalle qué imagen vamos a subir a nuestro perfil. Lo que veamos seguro que nos marcará más que lo que podamos leer. Es por ello que, desde el punto de vista de la comunicación y la marca personal, tenemos que elegir sabiamente la imagen con la que queramos que nos recuerden y nos asocien. ¿Cuántas veces, cuando estás intentando recordar el nombre de una persona te vienen a la mente antes rasgos físicos de la misma, sus vestimentas, quizás su coche….? Es, el poder de la imagen. Cuídala.

Anuncios

Acerca de Santiago Carro Díaz

Periodista especializado en TI y sector educativo, con 18 años de experiencia en prensa escrita, radio e Internet; gestionando eficazmente la comunicación a pymes y grandes cuentas.
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Imagen, Marca Personal, Negocios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s