¿ERES UN HOMO NETWORK?

El huevo o la gallina, ¿quién viene antes? En las redes sociales pasa algo similar. Desde el punto de vista empresarial las dudas suelen asaltar al responsable de PR: twitter, Facebook , Linkedin, un blog…  La duda eterna, ¿dónde ser activo?

Yo no voy a decir dónde ni por cuál empezar. Hay quien te dirá que tu empresa tiene que estar en todas. Otros te dirán que con cautela, y despacio; y cuando empiezas a dar tus primeros pasos en las redes ya te han adelantado las terceras generaciones de tus competidores.

Bajo mi punto de vista, cada cliente es único; y aunque el universo donde cohabites con otros es el mismo, “cada cliente tiene sus propias casuísticas”. Es decir, dos empresas –pongamos que se dedican a la venta de bicicletas- aparentemente deben estar en las mismas redes. Sin embargo, si una de ellas da mayor prioridad a la atención al cliente, lo suyo es que emplee  una red en concreto para dar ese “soporte” a sus clientes. Puede ser vía twitter más pequeños vídeos de youtube con tutoriales para ayudar en las explicaciones.

Como dice la canción, “depende”. Porque depende de cómo queramos llegar a nuestros clientes, así debemos analizarle y estudiar en qué red social me voy a apoyar. Del mismo modo, tampoco debería ser –al menos a priori- los mismos canales para comunicarte con los clientes que con los proveedores. Efectivamente, la cosa se complica y aquí es donde te empieza a hacer falta un profesional de PR y ves que no llevabas razón cuando decías que “como me gustan los ordenadores, yo llevo lo de las redes sociales”  (es que este es el principal argumento por el que en casi todas las PYMES hay alguien con poca idea que se dedica a estos menesteres).

De modo que para ganar visibilidad, dos cosas: primero, estudia bien tus canales y, segundo,  procura estar de manera continua, escribiendo y actualizando de manera periódica; nada de escribir cada 3 meses un tuit. Google va a posicionar de manera natural en las primeras páginas según unos criterios muy simples: que tu empresa publique con una periodicidad más o menos fija (y cada poco tiempo); que el contenido sea original y, por supuesto, sin faltas de ortografía. Y no hay más cera que la que arde, oiga…

about.me
Y la que para mí es la madre del cordero –en redes sociales- es about.me. La podemos definir como un agregador de redes sociales+blogs; como una tarjeta de visita virtual (por aquello de que es online; lo que pasa es que han visto su potencial como business card que ahora te permiten imprimirla con un código qr asociado a toda tu biografía).Imagen

Como decía, about.me es una gran página que brilla con luz propia debido a su simpleza: en una única página, con muy poco scroll, como si fuera una tarjeta de visita, cuentas con el espacio justo para poner una foto que te defina de manera correcta; no tienes por qué salir serio, similar a la del carné de conducir. Puedes emplear algo que te defina: tu actividad favorita, algo que te guste: jardinería, una bicicleta; un paisaje que te motive…Pero huye de la foto de cuando hiciste la primera comunión, aunque creas que estabas muy guapo, ni la de tu última juerga (obviously). En about.me, tu foto es “como tú quieres que te recuerden”. Y recuerda: la primera impresión es la que cuenta.

En about.me han visto claro que el éxito de una red social se basa en que todas estén enlazadas. Resúmete muy brevemente, en 4 líneas; y luego pon enlaces a todas tus redes sociales donde participas (¿No me digas que aún no tienes ni el twitter?), los blogs que escribes, etc.

Y el último paso, para que tengas visibilidad: publica cosas, escribe en tu blog, haz comentarios a otras personas en sus redes sociales. Por lo general el ser humano es un animal racional (no todos) y social (esto, lo mismo: no todos), por lo cual, del mismo modo que interactúas con tus vecinos, en tu comunidad, en tu barrio, en el trabajo…Internet te permite interactuar con gente que quizás ni conoces: unos porque viven al otro lado del océano; otros porque viven en tu misma calle pero ni tú ni el “otro” sabíais que compartíais la misma afición, ¡y las redes sociales os han juntado! Algo tan sencillo como poner en tu firma de tu correo electrónico un enlace a about.me para que todos puedan ver qué haces, qué escribes, qué sientes y cómo piensas.

Y esto, ¿para qué sirve?
La pregunta tiene su aquel. Los que me conocen dicen que soy muy buen comercial. Sin embargo, hete aquí que el 90% de los contratos que firmo no provienen de mi actividad comercial: localizar empresa, llamar al director de turno y decirle que me contrate porque bla, bla, bla…NO. El 90% de mis clientes vienen a mí porque han buscado en Internet un perfil con mis características, porque han visitado mi perfil de linkedin o han leído alguno de mis post en los blogs que escribo y/o participo; o por referencias de terceras personas… ¿Aquí podemos concluir que la actividad comercial es baldía? Pues no, tampoco. La actividad comercial tiene que estar siempre presente pero es bueno identificar la presencia en las redes sociales como una sales force, tu principal fuerza de ventas con la que consigues atraer a tus clientes.

Con más de 20.000 personas de todo el mundo interesándose cada mes en mi perfil de about.me, mis redes sociales y mis blogs, al final ves claro el ROI de ser un homo network: grandes posibilidades de creación de nuevo negocio gracias a la actividad continuada en tus redes.

Anuncios

Acerca de Santiago Carro Díaz

Periodista especializado en TI y sector educativo, con 18 años de experiencia en prensa escrita, radio e Internet; gestionando eficazmente la comunicación a pymes y grandes cuentas.
Esta entrada fue publicada en Marca Personal, Redes Sociales, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿ERES UN HOMO NETWORK?

  1. Lucía García dijo:

    Buen artículo.Gracias por colgarlo.

  2. Te felicito por el articulo, Santiago.

  3. Julio dijo:

    Muy interesante lo que cuentas. No conocía la existencia de about.me y tiene buena pinta. Y lo que tu dices, que el 90% te lleguen como referente por tu actividad en la red, tiene también mucho sentido. Pero claro, supongo que en ese 90% supone un porcentaje muy pequeño de los visitantes que recibes. ¿Lo has llegados valorar? Un saludo y a seguir así! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s